La salvia y la acedera

salvia

La salvia tiene su origen en el sudeste del continente europeo, aunque también hay registros de que esta planta medicinal crece de forma natural en la región de los Alpes norteamericanos.

Revisándola desde el punto de vista de la medicina, fácilmente nos podemos dar cuenta que ayuda a eliminar la grasa excedente del cuerpo y además es un extraordinario digestivo. Al igual que otras especies similares, también se utiliza en la cocina en donde acompaña maravillosamente a las carnes rojas o inclusive a una que otra salsa espesa.

Al poseer un gran volumen en cuanto a alcanfor (sustancia antiestética) es idónea para utilizarla para la creación de ungüentos que ayuden a mitigar las dolencias de tipo muscular. Sirve también como un potente descongestionante de las vías respiratorias e incluso puede llegar a ser usado como sedante en algunas ocasiones.

Entre sus muchas otras propiedades destaca la de ser un agente antisudoral, es decir que previene y controla la producción excesiva de sudor, evitando con ello el mal olor.

Plantas medicinales

La acedera nace en las zonas que comprenden el Mediterráneo, gracias al clima seco que éste le proporciona. Esta planta medicinal actúa eficazmente sobre el acné. El cual como sabemos es un padecimiento que consiste en la secreción excesiva por parte de las glándulas grasas, las cuales al mezclarse con las células muertas de la dermis, inevitablemente tapan los poros rostro.

Desafortunadamente, el problema no acaba ahí, ya que con ello se genera el crecimiento de una serie de bacterias las cuales pueden causar lesiones graves en la piel. Como por ejemplo cicatrices.

Por otra parte, la acedera combate el escorbuto. De igual forma, ayudar a disminuir significativamente los casos de gingivitis (inflamación de encías). Para esto, se debe preparar una infusión con aproximadamente 25 g de esta sustancia en medio litro de agua hasta que hierva para después hacer varios buches.

Para finalizar, comentaremos que dicha planta medicinal sirve para bajar  la hinchazón producida por picaduras de insectos.

Autor plantasmedicinales.org.mx

La tila y el apio

La tila

Esta planta medicinal se originó dentro del continente americano, sin embargo, fue llevada a Europa luego de las primeras incursiones a este continente. Para aquellas personas que no lo sepan, hay que decir que este árbol crece en climas que van de una temperatura templada a una cálida (dependiendo de la región).

De lo que nos ocuparemos el día de hoy, es de explicar los beneficios que sus flores aportan a la salud.

Entre sus componentes activos destacan los fenoles, que como sabemos poseen propiedades cauterizantes que ayudan fundamentalmente en procesos de curación. Por otro lado, podemos mencionar a los flavonoides que son una especie de antioxidantes naturales, no sólo de los alimentos sino de otros agentes dañinos como por ejemplo los rayos solares.

De hecho, estudios realizados en diversos laboratorios han podido mostrar que los flavonoides son muy efectivos en el tratamiento contra el cáncer. También protegen de manera activa al músculo cardíaco, favoreciendo la correcta circulación de la sangre.

Por si esto fuera poco, mejoran la apariencia y la resistencia de los folículos capilares haciendo que el cabello crezca sano y fuerte.

Se recomienda el uso de esta planta medicinal en los siguientes casos: Cuando se tiene indigestión, arterioesclerosis, dolores de cabeza migrañas, infecciones de las vías auditivas e inclusive para atacar el resfriado común.

 

El apio

En condiciones naturales el apio crece principalmente en lugares pantanosos y sumamente húmedos, aunque en la actualidad es una de las hortalizas más cultivadas en todo el planeta Tierra.

Muy pocas personas tienen noción de que el apio no solamente es sabroso, sino que cuenta con características que lo convierten en una planta medicinal. En la cocina fundamentalmente se usa el tallo con el fin de preparar ensaladas o inclusive bebidas, combinándolo por supuesto con otras bebidas o frutas.

Entre sus componentes químicos favorables resaltan: el sodio, el potasio, la vitamina C etc. Es usado como un producto anti bacteriano y como agente que combate el colesterol, la gota, el reumatismo y el ácido úrico.

Los chinos al igual que otras civilizaciones asiáticas utilizan el apio en forma de té para adelgazar. Esa infusión se elabora con aproximadamente 2 g de semilla de apio por cada taza. El producto resultante debe ser colado antes de tomarse. Beber de dos a tres tazas al día.

La hierbabuena y la valeriana

La hierbabuena

De acuerdo con registros históricos, el origen de esta planta medicinal se dio primeramente en algunas zonas de Europa. A veces, se le llega a confundir con la menta debido a que ésta tiene un olor y un gusto muy parecidos, aunque un poco más moderado.

Es una planta muy noble, que crece prácticamente en cualquier sitio, desde un jardín hasta un invernadero.

Entre el sinfín de propiedades medicinales que se le atribuyen, resalta por encima de las demás su carácter antiespasmódico y carminativo. Esto último quiere decir que favorece la expulsión natural de aquellos gases que se alojan indebidamente en el tracto digestivo, disminuyendo con esto la formación de flatulencias.

Por supuesto, que el método más común de ingerir esta planta medicinal es preparando un té, el cual a su vez ayuda a mitigar malestares estomacales. Del mismo modo, como contiene mentol actúa sobre los neurotransmisores que se encuentran afectados cuando nos enfermamos. Por esa razón, sentimos un alivio casi inmediato cuando empezamos a consumir hierbabuena.

Ahora bien, si aplicamos compresas en la piel en el momento en que sufrimos alguna lesión cutánea, como por ejemplo una cortada. Su efecto analgésico disminuye el malestar y además promueve que el flujo sanguíneo sea más constante.

 

La valeriana

Esta es una de esas hierbas que no tienen tanto renombre como “la manzanilla” por ejemplo, sin embargo, sus propiedades de planta medicinal no se las quita nadie.

Su ubicación geográfica original se sitúa en ciertas regiones de Sudamérica y sus flores son bastante pequeñas y de un tono blanquecino.

En la medicina natural se utiliza como tranquilizante, fundamentalmente en aquellos pacientes que sufren de insomnio. También es recomendable su uso en personas que padecen de episodios convulsivos crónicos.

Es tan versátil que inclusive en cuestiones de jardinería y botánica es utilizada como una especie de plaguicida que se encarga de proteger a las plantas de los organismos que actúan durante el invierno.

La flor de azahar y la albahaca

La flor de azahar

Este tipo de planta medicinal corresponde a una flor blanca perteneciente a los árboles cítricos, principalmente el naranjo a la cual se le han atribuido a lo largo de la historia varias propiedades medicinales.

El componente principal del azahar es la vitamina C. Los médicos naturistas generalmente la utilizan como un sedante natural cuando el paciente requiere por ejemplo relajarse o dormir. También algunas mujeres lo usan para mitigar los cólicos o dolores premenstruales.

Por otro lado, sus propiedades curativas no terminan ahí, ya que también es utilizada contra los dolores estomacales o de la cabeza.

Un derivado muy frecuente de este elemento es la denominada “agua de azahar”, la cual consiste en una bebida elaborada con los pétalos de esta flor a manera de té. Del mismo modo, recientemente se sabe que el azahar combate de manera muy eficaz el colesterol alto.

Sin embargo, no se recomienda para personas que sufran de gastritis o úlceras, ya que puede ser bastante irritante.

 

La albahaca

Esta hierba tiene su origen en el continente asiático, principalmente en la zona que hoy en día conocemos con el nombre de la India. Se hizo popular hace siglos cuando “emigró” hasta las grandes ciudades del continente europeo. Tiene un sabor muy similar al clavo aunque un tanto más fuerte. Se utiliza como complemento en ensaladas o platos muy condimentados.

También cabe resaltar que casi es utilizada en su totalidad, ya que sus hojas se pueden usar tanto secas como frescas, dependiendo del uso que se le quiera dar.

Ahora bien, en lo que respecta a sus propiedades medicinales podemos comentar que ataca de manera efectiva a la halitosis (enfermedad que causa el mal aliento), espasmos gastrointestinales entre otras muchas cosas.

Otra de sus virtudes medicinales principales es la de funcionar como un estimulante natural para reactivar y fortalecer los folículos capilares y así propiciar el crecimiento de nuevo cabello en personas que sufren de alopecia. Para lograr esto se elabora un te concentrado y el paciente se lava el cabello con el líquido resultante.

Plantas Medicinales

Plantas Medicinales

Las hierbas curativas y plantas medicinales constituyen una alternativa natural a los fármacos convencionales de la medicina alopática. Entre ellas las mejores plantas medicinales se utilizan para el tratamiento de diferentes problemas.

El uso de remedios de origen vegetal se remonta a la época prehistórica, y es una de las formas más extendidas de medicina, presente en virtualmente todas las culturas conocidas. Las plantas medicinales se utilizan desde tiempos inmemoriales para tratar una gran variedad de problemas de salud. Tal es así, que prácticamente no hay síntoma o enfermedad frecuente que no disponga de un recurso Fito terapéutico para su tratamiento.

De hecho, la industria farmacéutica actual se ha basado en los conocimientos tradicionales para la síntesis y elaboración de fármacos, y el proceso de verificación científica de estas tradiciones continúa hoy en día, descubriendo constantemente nuevas aplicaciones.

Las plantas medicinales han tenido diversos usos en curaciones desde que el hombre tiene uso de razón, en ritos de purificación o de trascendencia espiritual en culturas y civilizaciones ya desaparecidas, así como en la vida de hoy.

Plantas Curativas

La mayoría de las plantas medicinales no tiene contraindicaciones ni efectos adversos para la salud por el contrario los beneficios de las plantas medicinales son muchos y variados, ya que muchas veces la solución a muchas pequeñas enfermedades están en la huerta de al lado.

Hoy constituyen una fuente complementaria a la alimentación para mantener el buen funcionamiento del cuerpo y la buena salud.

Las plantas medicinales se han incluido en los jardines hogareños desde los tiempos antiguos. Aparte de servir como remedio para todo tipo de problema, muchas se utilizan para cocinar; al incorporarlas en el diseño del jardín, se agrega un elemento de aroma y belleza visual también. No está de más tenerlas en el jardín o pequeñas macetas para tener a disposición al menos las más habituales.

Fuente: plantasmedicinales.org.mx